Un hotel cerca de la costa

una noche
cuando aún eran pequeñas
y viajábamos en el mismo coche
de vacaciones hacia el verano
cerca de la costa
hicimos noche
en un viejo hotel

fuimos a cenar a un restaurante
que se montaba sobre la arena de la playa
y en la barra
como una pequeña sorpresa
puesta allí para el amanecer
sonaba un aria

cuando aún eran pequeñas
aquella noche
las conduje de la mano
hasta su cama
y esperé a que se durmieran
atento al más ligero de los sonidos

y luego nos sentamos
en la terraza del apartamento
a beber una cerveza
sin decirnos una palabra

una noche
cuando aún eran pequeñas
y la vida nos parecía
que nunca
que nunca podría parar

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.