Declaración del optimista 2.

he terminado por no ser un hombre

feliz, me atenaza la vida, sobra
este sol de los hijos, hasta soñar
se vuelve siempre brusca pesadilla.
he terminado por temer que este sol
queme los campos, y que mil planetas
destruyan al nuestro, que vivir valga
lo que valen las monedas de cobre.
he terminado por no amar, fue fácil:
amar es un esfuerzo que vulnera
las leyes naturales, la cordura,
y al cuerpo sabes bien que lo incinera.
pero he terminado por no ser feliz
y es un dolor amargo, que te quiebra
como los besos dados a destiempo
cuando abrazar era algo que dolía.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.