Veneno del porvenir Rev

Se equivocaron.
O mintieron desde el principio.

Decían que el futuro iba a ser
un lugar brillante y amable,
que nos harían falta gafas de sol
para encarar el día.

Pero se equivocaron.

El futuro no ha sido favorable,
ni el viento en nuestras velas
ha servido para llegar al lugar
al que deberíamos haber llegado.

Y mintieron desde el primer instante,
alguien -quizás tú- debería decirles
lo que sucede a nuestro alrededor:
cómo se pasan los días, vacíos,
cómo se mira a la noche temiendo
el mundo de los sueños o el día
que está por llegar.

Pero gota a gota el mal tiempo
a todos se los ha ido llevando.

Se equivocaron, como antes nosotros,
nombrando estrellas fugaces al paso
lento de los aviones por el cielo.

Se equivocaron, como ahora nosotros,
como ahora cada día nuestro esfuerzo
construyendo un porvenir que no existe,
transmitiendo ese veneno del porvenir
que ciega las ventanas del mañana.

Mentimos, nos equivocamos, me pesa
decirte que no son estrellas fugaces
esos aviones que cruzan por el cielo.

Temo que terminaré por mentirte,
y temo que equivocarme será solo
un paso más que doy para tenerte.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.